La impresión de folletos es una acción de marketing muy utilizada y apropiada para diferentes ocasiones. Los folletos pueden ser una carta de presentación para una empresa, o una atractiva forma de comunicar eventos, servicios, promociones, etc. En definitiva, nos ayudan a transmitir y reforzar nuestra imagen de marca. Por eso, es importante que tengan acabados profesionales y de calidad, porque todos nuestros elementos de comunicación hablan mucho sobre nuestra empresa. Pueden distribuirse incluyéndolos en catálogos, revistas, etc., entregándolos en mano o mediante buzoneo, por ejemplo. Existen varios tipos de folletos publicitarios; te explicamos los principales, para ayudarte a decidir cuál se adapta mejor a la idea que quieras publicar.

Tipos de folletos publicitarios

Hojas, volantes o flyers

Son el tipo de folleto comercial más básico y económico. Suele emplearse para campañas informativas masivas, concentrando la información más básica en poco espacio. Consisten en una sola hoja sin plegar y que puede estar impresa por una cara o por ambas. Suelen ser rectangulares, aunque también pueden ser cuadrados. Sus tamaños están comprendidos entre A6, A5, 10 x 21cm y como mucho A4, aunque no es muy habitual.

Díptico

Los dípticos son folletos publicitarios que se pliegan por dos caras del mismo tamaño. En total forman 4 páginas. La medida más usada para los dípticos es el DinA4, que son 21 x 29,7cm. Cuando esté cerrado, formará dos cuerpos o palas de 14,85 x 21cm cada uno. Al haber solo dos palas con un pliegue central, las caras interiores se verán siempre abiertas a la vez, por lo que debería haber cierta continuidad y armonía entre ellas.

Tríptico

Los trípticos son folletos publicitarios con dos pliegues, por tanto forman tres caras del mismo tamaño cada una. En total forman 6 páginas, 3 interiores y tres exteriores. Al igual que los dípticos, normalmente tienen una medida de DinA4. Por tanto cuando estén cerrados, sus tres cuerpos medirán 9,9 x 21cm cada uno.

Cuadrípticos

Los cuadrípticos son folletos publicitarios que se pliegan por cuatro caras del mismo tamaño. En total forman 8 páginas. Al tener una superficie amplia de 4 palas, permiten ofrecer información más completa, de manera ordenada y entendible. Existen varios tamaños para este tipo de panfletos, desde DinA4 hasta DinA7, siendo el DinA4 el más habitual. También se pueden hacer cuadrípticos en formato cuadrado, muy utilizados para el sector turístico y gastronómico.

Polípticos

Los polípticos son folletos publicitarios de más de cuatro caras o cuerpos. Contienen más espacio para contar detalles, por lo que se parecen más a un catálogo, donde puede ofrecerse una variedad de productos o servicios. Si utilizamos este tipo, es especialmente importante que la información esté estructurada de manera lógica e intuitiva, para que al lector le resulte fácil y cómodo de seguir.

Recuerda que debes distribuir la información estratégicamente entre las diferentes caras. Deberás incluir siempre una portada en la que expongas la idea principal que quieres transmitir. Y una contraportada, a modo de cierre de presentación, con la dirección de contacto, por ejemplo. Los dípticos y los flyers no ofrecen muchas variaciones, pero los demás pueden abrirse en formato ventana, zigzag, en cruz, etc., tenlo en cuenta al realizar tu diseño. Por último, recuerda que es importante que entre todas las partes haya una coherencia  de estilo y sigan todas el mismo patrón.