Si necesitas preparar una imagen con un tamaño mayor del habitual, como para uso publicitario, probablemente te estarás preguntando cuál es la resolución recomendada para la impresión digital en gran formato. Es una duda muy frecuente, y en este artículo te la resolvemos.

Qué es la resolución de una imagen

La resolución es el grado de detalle que ofrece una imagen digital, en cualquier formato. Se mide a partir del número de píxeles por pulgada (PPP en español, o PPI Pixels per Inch en inglés) que forman la imagen. Los píxeles son esos “cuadraditos” que vemos más definidos al ampliar mucho una imagen. Por eso, cuantos más píxeles tiene la imagen, mejor resolución ofrece, ya que estos “cuadraditos” se van haciendo imperceptibles al ojo humano, y la imagen se puede ampliar y reproducir en mayor tamaño.

Para expresar la resolución de una imagen, se multiplican los píxeles de la altura por su anchura. Así, una imagen que tenga una resolución de 1.000 x 1.000 píxeles, dará como resultado una resolución de 1.000.000 píxeles. Como es un número demasiado elevado, se suele expresar en Megapíxeles (MP), donde 1.000.000 de píxeles serán 1,0 MP.

Tipos de resolución

Cuando hablamos de resolución nos podemos estar refiriendo a tres elementos distintos:

  1. De una imagen digital, almacenada en un archivo: se refiere al número de MP que contiene esa imagen. Por ejemplo, una cámara con la que tienes fotos de 1.600 x 1.200 píxeles.
  2. De cámara o pantalla: es el número de píxeles que es capaz de mostrar una pantalla. Suele oscilar entre los 72 y los 93 PPP.
  3. De impresión: a mayor resolución de impresión, mayor calidad, nitidez y claridad de la imagen impresa. Se mide en Puntos Por Pulgada (PPP o DPI Dots Per Inch, en inglés). Representa el número de puntos individuales de tinta que una impresora es capaz de producir en un espacio lineal de una pulgada.

Cuál es la resolución adecuada para la impresión en gran formato

En caso de que un documento vaya a imprimirse a gran tamaño, es importante que lo sepas cuando empiezas a trabajar con él, ya que hay ciertos aspectos que deberás tener en cuenta, como:

  • Dónde se va a colocar la impresión: no es lo mismo que esté a lo alto de un edificio donde la gente lo verá de muy lejos, que en una marquesina en la que se verá a un metro de distancia. Cuanto más cerca esté la imagen del público que la verá, mayor resolución debería tener.
  • Sobre qué material se va a imprimir: La resolución deberá ser más elevada, por ejemplo, si se imprime sobre vinilo que sobre papel.
  • El programa de edición: hay programas, como Adobe Illustrator, que no permiten grandes tamaños, por lo que tendrás que trabajar a escala. Otros, como Photoshop, sí lo permiten, aunque es posible que su elevado peso final te dificulte el trabajo.
  • Tipo de impresión: si se imprime en digital, no es necesario que la resolución sea tan alta como en la impresión offset.

En general, la resolución adecuada para la impresión digital en gran formato debería ser de unos 150 puntos por pulgada. Si la imagen va a verse a varios metros de distancia, puede ser un poco menor, con un mínimo de 100 puntos por pulgada. Si se va a imprimir sobre vinilos que estarán situados a la altura de los ojos, se debería trabajar con una resolución de unos 300 Puntos Por Pulgada. Cuando desconozcas dónde se va a ubicar la impresión, no imprimas nunca por debajo de 150 – 200 PPP, para evitar cualquier problema.

En Verbok estamos a tu entera disposición para cualquier duda que pueda surgirte con tus trabajos de impresión. No dudes en ponerte en contacto con nosotros cuando lo necesites.