A la hora de adquirir una nueva impresora, empieza a ser muy común plantearse optar por un renting en vez de seguir con el método tradicional de comprar el equipo completo. Y es que las ventajas del renting de impresoras están empezando a verse con mejores ojos, y no es casualidad. Aquí te explicamos el porqué.

¿Qué es el Renting de Impresoras?

El renting de impresoras es un acuerdo que te otorga el derecho total de uso y disfrute del equipo durante toda la duración del contrato, con el detalle de que el dueño del mismo NO eres tú, sino la entidad que te lo entregó. Con esta definición, podríamos decir que lo único que diferencia el renting de una compra es la propiedad del equipo. Pero esto no es del todo así, ya que hay una serie de ventajas del renting de impresoras sobre la compra que debes conocer.

Ventajas del renting de impresoras

  1. Olvídate de una inversión fuerte. El renting permite financiar todo tipo de equipos y de precios muy elevados. Con esto, te resultará mucho más cómodo hacerte con impresoras multifuncionales sin la necesidad de realizar grandes desembolsos para ello.
  2. Sin gastos inesperados. Con una cuota mensual fija y pagando solo por lo que usas. No habrá nada que pueda llegar a sorprenderte y no pagarás nada que suponga un contratiempo para ti. Lo que se ha acordado en el contrato es lo que estarás pagando mes a mes.
  3. Nos encargamos del mantenimiento. El mantenimiento del equipo y la recarga de consumibles es cosa nuestra. Nuestro servicio está pensado para que tú solo tengas que preocuparte de disfrutar de la impresora, siempre a punto y disponible para ti.
  4. Las reparaciones también son cosa nuestra. A pesar de que haya daños que no se pueden prever ni evitar, contamos con un servicio técnico experto y de gran calidad que pondrá remedio a cualquier contratiempo.
  5. Variedad de opciones. ¡Échale un ojo a todos nuestros equipos! No solo tenemos equipos de una grandísima calidad, sino que además tienes un gran abanico de opciones para elegir.
  6. Servicio personalizado. Desde la consultoría hasta el mantenimiento, todo nuestro servicio pretende dar respuesta a tus necesidades particulares. El servicio personalizado y la cercanía es imprescindible para nosotros.
  7. El final del contrato depende de ti. Cuando el contrato llega a su fin, tú decides si quedarte con el mismo equipo, si cambiarlo por otro más nuevo o si devolverlo. ¡Así de simple!

Ahora que conoces las ventajas del renting de impresoras, puedes tomar una decisión mucho más enfocada a lo que realmente necesita tu negocio. ¡Nosotros tenemos la respuesta muy clara! Y es que la tranquilidad que te da el renting será muy difícil de asumir al realizar una compra.

Así que no lo dudes más y súmate 😉

¡Encuentra tu impresora!