Si adquieres un nuevo dispositivo de impresión pero no cuentas con un servicio de renting de impresoras, deberás instalarla tú mismo, y es posible que tengas algunos problemas y no puedas llamar al servicio técnico gratuito. Si ese es tu caso, te detallamos los principales problemas que te puedes encontrar durante la instalación de tu impresora, con sus respectivas soluciones, para ayudarte a dejarla correctamente instalada.

Problemas de hardware durante la instalación de tu impresora

Son los problemas más sencillos que te encontrarás. Suelen estar derivados por algún error externo al equipo, y en ese caso, podrás solucionarlo tú mismo. Vamos a hablar sobre el más común: la impresora no se enciende.

Después de asegurarte de que no has olvidado encenderla y de que todos los interruptores están activados, comprueba las conexiones de los cables que unen el dispositivo a la corriente. Desconéctalos del equipo y de la corriente, y luego vuelve a conectarlos.

Si sigue sin encenderse, revisa que no haya fallos en el puerto de la impresora al que se conecta el cable. Prueba a cambiarlo y poner uno nuevo. Si después de todo, la máquina sigue sin funcionar, el problema es interno. En este caso, tendrás que llamar al servicio técnico de la marca de la impresora que hayas comprado.

Problemas de software durante la instalación de impresoras

Otro inconveniente habitual al que nos podemos enfrentar es el software o la conexión de red. De nuevo, vamos a hablar del más habitual: el ordenador no reconoce la impresora. En el caso de Windows, esto lo verás en el apartado de impresoras del Panel de control, o en las opciones de configuración, si se trata de otro sistema. Si la impresora se conecta por cable al ordenador, comprueba que esté bien conectado y en buen estado, sino, sustitúyelo por uno nuevo.

Si el dispositivo se conecta por WiFi, o bien ya nos hemos asegurado de que el cable de red está bien, es posible que sea un problema del driver (software que convierte los datos a imprimir al formato específico de una impresora). Puede que no haya, que no esté actualizado o que el que tenga no sea el apropiado. Lo más probable es que no esté actualizado, independientemente del sistema operativo que tengas.

Realiza una búsqueda en Internet para identificar cuál es el adecuado según tu dispositivo y tu sistema operativo. Cuando lo tengas localizado, simplemente deberás proceder a instalarlo en el ordenador al que se conectará la impresora. Una vez instalado, el equipo debería reconocer la impresora al instante. Si no es así, simplemente reinicia el sistema para ayudar a que la encuentre.

Si necesitas resolver cualquier inconveniente con tus equipos, puedes contactar con nosotros y te ayudaremos sin compromiso. Si tienes un negocio, probablemente te interesará contratar nuestro servicio de renting de impresoras, para asegurarte de tener siempre el mantenimiento adecuado, un servicio técnico que resuelva todos tus problemas, y los mejores equipos del momento.