El sector de las comunicaciones gráficas y el production printing está en constante evolución. La demanda, cada vez más exigente, busca soluciones eficientes y económicas. Por eso, hoy vamos a ver algunas formas para optimizar la producción digital en gran formato.

Optimizar la producción digital en gran formato

Te detallamos los cinco puntos más importantes para la optimización de la producción digital, reduciendo a la vez costes innecesarios.

Utilizar un solo RIP para controlar las impresoras

Un RIP (Raster Imaging Processor), es un software encargado de completar o simplificar las tareas de impresión diarias. Los RIP proporcionan un mayor control sobre el ajuste del color, la edición de imágenes y la producción. Entre sus funciones está la de interpretar un archivo y calcular cuántas gotas de cada color se necesitarán para obtener buenos resultados, teniendo en cuenta la capacidad de producción del dispositivo de salida. Usar muchos RIP puede llevar a errores en la gestión de PDFs, como en el manejo de los colores, o limitando a los operadores y su control del software de sus impresoras. Por eso, se recomienda que una impresora de gran formato solo tenga un RIP, basado en un motor PDF nativo (Adobe Print Engine). Utilizar un único RIP también supone un ahorro económico, ya que no se tendrán que actualizar varios programas. También es probable que se reduzcan gastos derivados de reimpresiones por problemas con el PDF o la colorimetría.

Automatizar tareas de preimpresión repetitivas

Un flujo de trabajo de preimpresión permite liberar a los equipos de tareas repetitivas que no suman valor. Algunos flujos PDF gestionan de manera automática la verificación, estandarización y la creación automática de archivos de producción. Estas herramientas permiten hacer un tratamiento personalizado en cada archivo y ahorrar tiempo de preimpresión.

Dominar la colorimetría

Existen herramientas de configuración del flujo del color que te permitirán optimizar tu dispositivo de gran formato. Estas herramientas procesan el color de manera adecuada para reproducir los estándares colorimétricos ISO en sus impresoras. Además, pueden suponer un ahorro importante en cuanto a consumo de tinta.

Reducir el consumo de tinta

Al elegir una impresora de producción, es recomendable que no solo nos fijemos en el precio de las tintas, sino también en el consumo por m2. El control del color supone un ahorro considerable. Además, algunos RIP o flujos colorimétricos pueden lograr importantes ahorros de tinta sin que esto altere el acabado.

Automatizar el proceso de acabado

Algunos procedimientos de acabado se pueden automatizar. Además, la gestión de estas herramientas por el RIP es una fuente de ahorro de tiempo. La impresión/corte en un solo software y el procesamiento de archivos individualmente ofrece más flexibilidad y simplicidad.

En Verbok, como distribuidores oficiales de Xerox, estamos a tu disposición para asesorarte y resolver cualquier duda que pueda surgirte con tus equipos de impresión.