No todas las empresas tienen las mismas necesidades de impresión. Hay algunas que necesitan más de un dispositivo, otras que con un solo equipo pequeño tienen suficiente, etc. Y hay algunas que necesitarían una impresora de producción o gran formato. Esto resulta evidente para algunos negocios, como imprentas, copisterías y aquellas relacionadas con las artes gráficas. Pero para aquellos casos en los que no está tan claro, te traemos este artículo que te sacará de dudas.

Cómo saber si tu empresa necesita una impresora de producción

Lo primero para resolver si una empresa tiene necesidades de production printing es analizar los trabajos de impresión que se realizan en la compañía. Te detallamos los principales aspectos en los que deberías fijarte. Si tu empresa o alguno de sus departamentos cumple con dos o más necesidades de esta lista, es probable que necesites este tipo de máquinas.

  • Calidad. No tendrá la misma necesidad una empresa que realiza muchas copias internas o externas burocráticas, que una que tenga que dar una imagen de calidad superior, o cuyas impresiones tengan que ser entregadas a clientes. Muchas empresas necesitan producir copias con una alta resolución, con muchos puntos por pulgada. Sobre todo si cabe la posibilidad de que impriman folletos, cartelería y otros elementos gráficos. La calidad de una impresora de gran formato siempre será mayor.
  • Velocidad. Algunas empresas tienen grandes cantidades de trabajo y necesitan priorizar tareas. Estos equipos son capaces de programar los trabajos y automatizar algunas tareas. Además, las impresoras de alta producción alcanzan velocidades muy elevadas y no generan colas de impresión que ralentizan la productividad.
  • Capacidad. Cuantas más impresiones se realicen, más potente deberá ser la impresora de tu oficina. Las máquinas de alta capacidad llegan a niveles mucho más elevados. Deberás mirar cuántas copias por minuto imprime para saber su capacidad.
  • Confidencialidad. Otra de las características de este tipo de dispositivos es que cuentan con unidades de almacenamiento que protegen la información y los ficheros que utilizan los empleados mediante un cifrado. Si tratas información sensible o hay muchos empleados que utilizan la impresora, es posible que te convengan estos modelos.
  • Necesidades especiales. Las empresas que necesitan imprimir en grandes formatos o en un gramaje especial requieren equipos que faciliten el trabajo y tengan un alto rendimiento.

En conclusión, las impresoras de alto rendimiento son una opción muy interesante para empresas con grandes volúmenes de trabajo que quieran aportar un nivel alto de calidad a sus trabajos. En Verbok, como distribuidor oficial de Xerox, somos expertos en materia de impresión. Contacta con nosotros para que uno de nuestros expertos te asesore sin compromiso.