Las máquinas de production printing son una herramienta imprescindible en nuestro trabajo, y precisan de una inversión elevada. Por eso, es importante hacer revisiones periódicas y conservarlas debidamente, para asegurar su correcto funcionamiento y prolongar su vida útil. Te dejamos algunos consejos para el correcto mantenimiento de tus impresoras de gran formato.

Dejarla siempre encendida

Es aconsejable mantenerlas siempre en funcionamiento, aunque no estén trabajando. De esta forma permitimos que la impresora vaya realizando limpiezas frecuentes. Esto es importante para evitar que se obstruya y provoque errores de impresión. Además, te recomendamos tener siempre stock de consumibles, para evitar periodos de inactividad.

Ubicarla en un espacio libre de polvo

Es importante colocarla en un lugar limpio, e ir quitándole el polvo a menudo. Si no se realiza una limpieza periódica de los cabezales, se pueden obstruir y provocar incluso goteo en las superficies de impresión. Para ello, puedes utilizar paños sin pelusa y bastoncillos de limpieza.

Mantener las condiciones ambientales adecuadas

La impresora debería estar situada en un lugar con condiciones apropiadas de temperatura y humedad. Para que la tinta no sufra ningún problema de circulación, la temperatura ambiental deberá oscilar entre los 20 y 25ºC. Además, la humedad relativa no podrá exceder el 60%. Si esto no se respeta, podemos perjudicar el secado de los materiales y los adhesivos de algunos productos.

Kit de mantenimiento

Para realizar las limpiezas periódicas, hay ciertos productos que siempre deberíamos tener en el lugar de trabajo. Algunos modelos pueden necesitar material específico, pero en general, estos son los que deberías tener:

  • Aceite: puedes utilizarlo para lubricar algunas partes de la impresora que necesiten movilidad.
  • Paños y bastoncillos: son adecuados para quitar el polvo de todas las superficies de la máquina, sobre todo aquellas especialmente sensibles, como los cabezales de impresión.
  • Líquido de limpieza: utiliza el producto recomendado por el fabricante. Puedes humedecer el paño sin pelusa para limpiar las superficies delicadas.
  • Alcohol isopropílico: te servirá para el resto de partes de la impresora, pero ten cuidado de no dañarla, no utilices demasiado.

Estas tareas de mantenimiento se deben realizar con frecuencia, y algunas, como la limpieza de inyectores y cabezales, incluso diariamente. Es importante asegurarse de que la impresora está siempre limpia y de que imprime sin errores. Si tienes cualquier duda o quieres más información sobre las impresoras de gran formato, contacta con nosotros y uno de nuestros asesores te atenderá personalmente.