La concienciación por el cuidado del medio ambiente está en todos los sectores y afortunadamente no hace más que crecer. También en el mundo de la impresión, los fabricantes luchan por ofrecer opciones que sean menos contaminantes para el Planeta. Para ello, es importante tener en cuenta todos los procesos, incluidos los consumibles que se utilizan al imprimir. En este caso solemos acordarnos del papel ecológico o reciclado, pero hay otro elemento que podemos incorporar: las tintas ecológicas.

Qué son las tintas ecológicas

Tradicionalmente, la tinta de imprimir ha sido elaborada a partir de compuestos fósiles muy perjudiciales para nuestro ecosistema, como el petróleo o el plástico. Por tanto, su uso resulta contradictorio si se quiere lograr un proceso de impresión ecológica.

La tinta sostenible nace para solucionar este problema, y actualmente ya hay una gran variedad. Las tintas ecológicas son las que se obtienen a partir de materiales no contaminantes, ya sean renovables u orgánicos. Contienen pocos compuestos orgánicos de tipo volátil (COV), que son altamente contaminantes. Para su fabricación, se puede utilizar desde el agua, a diferentes compuestos vegetales, o incluso látex (el resultado son las tintas de resina).

Otro material comúnmente utilizado en estas tintas es la soja, que logra resultados de alta calidad y viveza, similares a los de las tintas de combustibles fósiles.

Ventajas de utilizar tinta de impresora sostenible

Existen más ventajas de las que pensamos derivadas del uso de estos materiales, principalmente:

  • Son menos dañinas para el medio ambiente.
  • Ofrecen una gama de colores más amplia que las convencionales.
  • Generalmente ofrecen una mayor duración de las copias impresas.
  • Facilitan el reciclado de su envase (los cartuchos de tinta) para poder crear otros materiales a partir de este.
  • No desprenden ningún olor.
  • Al ser inodoras, no es necesaria la ventilación y no perjudican la salud de aquellos que trabajan con la impresora.
  • Tienen un mayor nivel de adhesión, por lo que son más duraderas que las tradicionales.
  • No son inflamables.

Estas son solo algunas de las principales ventajas de usar este tipo de tinta. Esperamos que esta información te haya resultado de utilidad y te haya enseñado más sobre la impresión sostenible.