Es muy común pensar que el Marketing Online genera resultados instantáneos, a muy bajo coste y con muy poco esfuerzo, olvidándonos así de todas las estrategias de Marketing Offline que solíamos utilizar pocos años atrás. Sin embargo, eso no es así. Tu web exige un mantenimiento constante y una generación de contenido periódica. Tus redes sociales requieren una fuerte atención para retener y generar comunidad. Las campañas digitales generan resultados, sí, pero éstos deben medirse y analizarse para entenderlos y optimizarlos. Y lo mismo pasa con las campañas de mailing y la consecución de nuevos suscriptores.

Puede parecer que no, pero todo esto tiene un coste elevado y requiere un esfuerzo mayúsculo por parte de tu equipo. Por eso, y para optimizar tus resultados, es importante tener claras algunas de las ventajas del marketing offline. Éstas pueden complementar perfectamente el resto de acciones digitales y generar campañas mucho más completas.

Es indiscutible que el marketing digital puede ayudar enormemente a hacer crecer un negocio, especialmente uno nuevo. Sin embargo, y como acabamos de comentar, en la era digital sigue siendo muy importante incluir el marketing offline en tus estrategias para darte a conocer.

Así pues, repasemos algunas de las estrategias de marketing offline más sencillas y efectivas para conseguir tus objetivos.

Estrategias de marketing offline

No es que sea más válido un tipo de marketing que el otro, así que no hablaremos de ventajas del Marketing Offline, sino de sus estrategias y beneficios.

Tarjetas de visita, la base de tu marketing offline. Las tarjetas de visita siguen siendo una fuente inmensa de contactos para los profesionales, y es que los eventos presenciales o visitas comerciales poco a poco retoman su ritmo habitual y el contacto directo es el más efectivo y preferido por la mayoría. El networking es un aspecto valiosísimo en la vida profesional y las tarjetas de contacto son como la moneda de cambio. Úsalas para dejar tu huella. Prepara una tarjeta sencilla y original, transmite tu personalidad y gana, si no un cliente, un contacto más para tu negocio.

Los folletos: que tus productos hablen por ti. En lo que a folletos respecta, podemos hablar de flyers (incluyendo dípticos, trípticos…), catálogos y revistas corporativas. Habrás tenido muchísimos de estos materiales en tus manos y habrás notado que son muy distintos entre sí, pero todos ellos, a su vez, son medios fantásticos para dar a conocer y resaltar tanto tu empresa como tus productos y servicios.

  • Flyers. Puedes distribuirlos directamente en mano, haciendo buzoneo, en eventos, en presentaciones comerciales, en tus tiendas… ¡No hay límites! Simplemente sácales partido y entrégalos tanto para potenciar una venta como para darte a conocer.
  • Catálogos. Los catálogos son los grandes aliados de los ecommerce o todos aquellos negocios que cuentan con un buen número de productos. Un producto presentado en un buen catálogo tiene más números de ser recordado que uno presentado en un medio digital, por lo que hay que explotar las ventajas de un catálogo impreso y sacarle el máximo provecho. Al tener un precio mayor que los flyers, es primordial tener claro dónde se encuentran tus clientes potenciales para atacar con más precisión y posibilidades.
  • Revistas. El concepto de revista al que nos estamos refiriendo aquí es el de un catálogo ampliado; un elemento de marketing muy valioso para empezar a definir partes muy avanzadas del funnel de ventas. Con esto, el potencial cliente no solo puede ver los diversos productos que le ofreces, sino también una explicación mucho más amplia sobre aquellos que hayas querido destacar.

Merchandising impreso. Carpetas, agendas, marca páginas, pegatinas… Todos estos elementos te pueden ayudar a difundir y posicionar tu marca en las mentes de todas las personas que hayan recibido el obsequio. Si tu empresa es de nueva creación, difundir tu marca y darte a conocer es algo valiosísimo para ti; pero, incluso si ya eres una empresa consolidada, seguir posicionando tu marca tiene un valor igual de alto para evitar posibles estancamientos.

Entonces… ¿Marketing Offline u Online?

No tienes que elegir entre uno u otro. El marketing digital es un marketing a largo plazo. Es un trabajo constante de análisis, atracción y retención. La creación de contenido, la llamada a la acción, el estudio de leads, el cierre del funnel… todo ello está en constante evolución, por lo que lo deberás trabajar cada día de vida de tu negocio. Por su parte, el marketing offline es un elemento de apoyo, algo que lleva de la pantalla a la realidad la personalidad de tu empresa y ayuda a crear vínculos más sólidos entre tu público y tu marca.

Por eso, ambos tipos de marketing deben ser tratados de forma distinta pero con la misma importancia. Sin duda, la mejor estrategia será coordinarlos y ejecutarlos cada uno con sus timings y sus diferentes circunstancias.

¿Necesitas una impresora para ejecutar tu estrategia de Marketing Offline?

¡Tu impresora está aquí!