Hoy en día es cada vez más fácil ser autónomo en la creación de libros y revistas. Internet y sus distintas páginas y aplicaciones nos ofrecen muchas facilidades en este sentido. Si quieres maquetar con éxito tus primeros libros o revistas antes de mandarlos a imprimir, te dejamos algunos consejos para ello.

Maquetación de libros o revistas

Antes de nada, si vamos a maquetar un trabajo como un libro o una revista, hay algunas recomendaciones básicas que nos pueden ayudar. Para empezar, es importante definir desde el principio la idea general del diseño final, a partir del cual empezaremos a trabajar. Podemos hacer variaciones en el diseño de las portadas, pero hay una serie de elementos clave que nos definen que no hay que perder. Cuando juguemos con los colores, tenemos que movernos siempre dentro de una paleta común. Por otra parte, ten en cuenta que el tamaño que estás viendo en la pantalla puede no ser el mismo que en el resultado impreso, y es importante que las imágenes y textos se vean con claridad. Por último, respeta siempre los márgenes, algo muy básico para la estética y comodidad visual de cualquier documento. Estas son otras recomendaciones que podrías seguir:

  • Trabaja con programas que tengan plantillas, como Adobe InDesign, por ejemplo. Esto te facilitará mucho el trabajo y te asegurarás de que el diseño sea homogéneo. Hay otros software que ofrecen algunos diseños gratuitos, como Canva, que también son muy eficaces y fáciles de usar.
  • Crea una página maestra para no tener que copiar y pegar el mismo diseño en todas las páginas. Esto es útil porque probablemente hayan elementos como algún logo, pie de página o número que quieras tener igual en todas las hojas.
  • Usa hojas de estilo. Son grupos de características que se aplican a un grupo de textos. Por ejemplo, puedes crear una etiqueta llamada “letras arriba”, que indique que siempre que la elijas se pondrá la letra 15 y el color azul que hayas escogido. De esta manera, si queremos cambiar todos los textos de ese tipo, basta con que lo cambiemos una vez.

Consejos para imprimir revistas

Una vez finalizado el diseño, es hora de mandarlo a imprimir. Es recomendable hacer algunas comprobaciones previas para asegurarnos de que todo sale como esperábamos:

  • Probablemente el trabajo va a imprimirse en color. Si es así, tendremos que elegir entre los diferentes modelos de color: cuatricromía o colores directos.
  • Es importante configurar el tamaño de las páginas hasta asegurarnos de que es el que queremos.
  • Elegir el tipo de letra. Es recomendable no utilizar tipos de letra que puedan derivar en una tipografía sintética al utilizarla en cursiva y negrita.
  • Cuando termines el proyecto, guárdalo empaquetado. Algunos programas, InDesign entre ellos, tienen una función llamada “empaquetar” que te permite reunir todos los elementos necesarios para visualizar los archivos.
  • Si vas a mandar el trabajo a una imprenta, deberías acordar con la persona que va a imprimirlo la resolución de las imágenes que quieres.

Esperamos que este artículo te haya resultado de utilidad. En Verbok, como distribuidores oficiales de Xerox, somos expertos en equipos de impresión. Por eso, si tienes cualquier duda o problema con tus dispositivos, estamos a tu disposición para ayudarte con lo que necesites.