Si vamos a imprimir cualquier documento que contenga imágenes u otros elementos con color, queremos que el resultado final sea lo más fiel posible a la versión electrónica. Es posible que hagamos un gran trabajo en el ordenador, pero que el papel no refleje la misma calidad. Para asegurarnos de obtener los mejores resultados, te dejamos algunos consejos para imprimir a color, ya que la manera como presentamos un documento habla mucho de nuestra imagen y profesionalidad.

Consejos para imprimir a color

Las principales funcionalidades que deberás tener en cuenta son la resolución, los formatos, el tipo de papel, el equipo y evidentemente la tinta.

Elección del papel adecuado

Los fabricantes incluyen en sus recomendaciones el tipo de papel recomendado en función de la máquina. Para elegir el papel, tenemos que tener en cuenta la cantidad de imágenes que se vayan a imprimir. Si el documento va a contener pocas cantidades de color, nos bastará con un papel estándar A4 de gramaje 80. Si, por el contrario, nuestro proyecto incluye muchas imágenes, será conveniente que elijamos un papel fotográfico. El exceso de tinta en un folio con poco gramaje puede provocar que las hojas se humedezcan y queden ondas. Por otra parte, deberás escoger entre mate o brillo. Los papeles baritados (tipo de papel fotográfico) son los que a día de hoy ofrecen un resultado más fiel de la realidad con lo que observamos en la pantalla.

Configuración de la impresora y formato

Para trabajos que vayan a tener un uso profesional, como proyectos que deban entregarse a clientes, te aconsejamos que configures la impresora a una calidad alta, ya que esto también será determinante en el resultado final. Además, confirma que tu dispositivo puede sacar copias en el tamaño que deseas. Fíjate sobre todo en los márgenes que deja la impresora y hasta qué punto ajusta al borde los folios.

Revisión de cartuchos

Como es de esperar, la tinta juega un papel importante en nuestro objetivo de imprimir a color con la máxima calidad. Para evitar posibles degradados en las imágenes impresas, te recomendamos revisar primero todos los niveles de cartuchos de tinta y cambiarlos en caso de ser necesario. Puedes apurar con la tinta en documentos internos, por ejemplo, pero no es aconsejable hacerlo en archivos oficiales. Si cuentas con un servicio de renting de impresoras, ellos se encargarán de cambiarte el tóner por otro oficial. Sino, ten en cuenta cuando cambies los cartuchos que es importante usar los propios de la marca del fabricante de tu impresora, para obtener una mayor fidelidad en los tonos y para no dañar tu dispositivo. En los cartuchos de tóner rellenados, el tóner se acaba escapando el envase y esto perjudica al resto de piezas.

Tamaño y resolución de las fotos

Esto es un trabajo previo de escoger el tamaño y la resolución apropiadas para imprimir. En este link te explicamos los detalles, pero básicamente lo más importante que debes saber es que la resolución mínima deberá ser entre 150 y 300PPP. Por otra parte, si las fotos son demasiado pequeñas, corres el riesgo de que salgan pixeladas.

A veces en la calidad de la tinta también influye la calidad de los inyectores y el estado de la máquina. Por eso es recomendable contratar un servicio de renting de impresoras Xerox como Verbok, para tener garantizado el correcto mantenimiento, revisiones y suministros oficiales, así como la renovación periódica de las mejores impresoras. Esperamos que estos consejos para imprimir a color te hayan resultado de ayuda.