Flyers, dípticos, trípticos… no son lo mismo, ni mucho menos. Pero, siendo realistas, para el usuario no son más que anuncios impresos que solo quieren venderle algo. Y la verdad es que no se equivoca. La cuestión es conseguir convertir ese acto comercial en algo entretenido, interesante y atractivo para ese usuario. Partiendo de esa base, en este artículo te traemos varios consejos para diseñar un flyer que te ayude a vender.

Lo cierto es que los flyers, aunque podamos considerarlos spam, muchas veces contienen información relevante, de nuestro interés o incluso de nuestro agrado y beneficio (como regalos y descuentos muy atractivos). El problema es que la publicidad está tan explotada que ya raramente le hacemos caso, sino que solo nos fijamos en lo que nos llama la atención a primera vista o en aquello que realmente tenemos entre ceja y ceja.

Ante esta situación, seguro que te interesará conocer estos consejos para diseñar un flyer que pueda llamar la atención de tus usuarios y evitar que pase completamente desapercibido.

Consejos para diseñar un flyer

  1. Ten claro a quién te diriges. ¿Cuál es el público objetivo de tu flyer? ¿A quién va a interesar lo que estás vendiendo? ¿Qué objetivo persigues con esta acción? Este detalle será la clave para definir y diseñar todo el resto de la estrategia.
  2. Define la estructura del flyer. El título, los textos, las imágenes, los elementos de interés o CTA (Call To Action)… Todo esto se debe estudiar bien y debe quedar muy claro y estructurado para que el mensaje no pierda fuerza.
  3. Define el mensaje. Con todo lo anterior claro, es hora de definir el mensaje que se lanzará. El título del flyer y los mensajes que se elijan serán los que incitarán al lector (o no) a hacer lo que te has marcado como objetivo.
  4. Sorprende con tu diseño y tu formato. Tanto el diseño del flyer como su formato son completamente libres. En este sentido, adapta ambos aspectos a tu objetivo y a aquello que quieres transmitir. El Din-A4 no es tu límite.
  5. No sobrecargues de información. La gente no lee, a no ser que llames mucho la atención. Teniendo esto claro, no sobrecargues tu flyer de datos irrelevantes. Cuanto más corto y claro sea el mensaje, mejor.
  6. Llama (y guía) a la acción. Si quieres que el usuario haga algo, díselo. Puedes ser sutil o decírselo directamente, pero hazlo. Y no solo eso. También guíalo en ese camino. Que no tenga ningún tipo de pérdida (¡ni escapatoria!).
  7. El mensaje principal, ¡bien grande! Si quieres comunicar un descuento, un lanzamiento, una nueva apertura… que sea lo primero que vean. Deja claro de qué va el tema o utiliza una frase “señuelo” para atraer su atención.
  8. Imágenes y color. Puestos a diseñar, es cierto que lo sencillo es atractivo. Pero también lo es que una buena selección de imágenes y colores (si tienen sentido), son muy efectivos a la hora de llamar la atención. Ten claro, eso sí, que el texto debe poderse leer con facilidad, por lo que debes tener cuidado con los colores que utilizas para texto y fondo.

Con todos estos consejos para diseñar un flyer bien claros, ya puedes tienes las bases necesarias para preparar un flyer en condiciones, con un target claro y unas guías mínimas para realizar un buen diseño. Si tras todo esto lo único que te falta es una buena impresora para pasarlo de la pantalla al papel, ¡no olvides contar con nosotros para ello!

¡Quiero imprimir!