Las impresoras multifunción poseen una cantidad de características que puede llegar a sorprender, siendo capaces incluso de facilitar las tareas rutinarias de una compañía. Por esto y por la complejidad y eficacia de sus tecnologías, no es de extrañar que sean equipos de un precio relativamente elevado y que sea tan importante conocer bien las características de una impresora multifuncional antes de incorporar una a nuestras oficinas.

Es cierto que solo es necesario investigar y analizar las diversas opciones del mercado para poder elegir un modelo que se amolde a nuestras necesidades. Sin embargo, para investigar con cierto criterio, es necesario conocer las características básicas de este tipo de impresoras. Esto es lo que pretendemos ofrecerte a continuación.

4 características de una impresora multifuncional

1. ppm

El “ppm” de una impresora es la unidad que determina su velocidad de impresión y, entre las características de una impresora multifuncional, se podría decir que es la más básica. Cabe destacar que la más rápida no necesariamente es la mejor. En este dato no se contempla el tiempo que tarda en imprimirse la primera hoja ni tampoco las opciones (desactivadas por defecto) que pueden hacer variar este dato. Así pues, en su aplicación diaria, el ppm puede no ser exacto.

2. ppp

El “ppp” hace referencia a los puntos por pulgada, unidad de medida de la resolución de impresión de cada equipo. Cuando hablamos de puntos por pulgada, nos estamos refiriendo a los puntos de tinta que una impresora es capaz de inyectar en el espacio que ocupa una pulgada. En este caso, los cartuchos de tinta suelen rondar los 300 ppp, mientras que los tóneres de las láser lo hacen en torno a los 1.200 ppp.

3. Tiempo de primera copia (FCOT)

Este es uno de los puntos clave de las características de una impresora multifuncional, junto con el ppm. Y es que, mientras que el ppm calcula la velocidad de impresión una vez iniciado el proceso (y puede variar de una forma u otra forma), el FCOT (del inglés, First Time Copy Out) calculará el tiempo que tarda en iniciarse ese proceso, desde que empieza el trabajo de la impresora hasta que se entrega la primera copia. Todo lo que viene después es el ppm.

Entre el ppm y el FCOT lo normal es que tenga más relevancia el FCOT. Esto es porque, normalmente, las impresiones en oficina se suelen hacer de forma individualizada. Siendo esto así, a lo largo de la jornada se notará mucho más el FCOT que el ppm.

4. Consumo de energía

Es conveniente tener una idea y un control sobre el consumo de energía de cada equipo que rodea nuestro ecosistema. Por ello, antes de hacernos con un nuevo equipo, es de gran interés intentar calcular el coste que supondrá para la empresa tener cada dispositivo funcionando X horas al día.

De esta manera, y conociendo las características de una impresora multifuncional más básicas e importantes, podremos elegir la más adecuada para las necesidades y el volumen de trabajo de nuestra empresa.

Aun así, siempre es recomendable contar con la ayuda de profesionales y expertos para evitar cometer fallos que acaben saliendo caros. Para ello, ¡no dudes contar con nosotros!

¡Encontrar mi impresora!