Big Data, el “trending topic” de nuestros días

Inicio » Blog » Big Data, el “trending topic” de nuestros días

Big Data, el “trending topic” de nuestros días

Si acudimos a la omnipresente Wikipedia “Big Data” es definido como:

“Sistemas informáticos basados en la acumulación a gran escala de datos, y procedimientos empleados para identificar patrones recurrentes dentro de estos datos”.

Sacando la mención a “sistemas informáticos”, podemos apreciar que el “Big Data” no es nada nuevo , ya que algo a lo que llamamos grande, es relativo, y el ser humano siempre ha intentado encontrar patrones. Entonces, ¿por qué el “Big Data” se ha convertido en el nuevo “Trending Topic”?

El ser humano siempre ha tenido la necesidad de guardar información o datos. Ya en el 18.000 AC, encontramos pinturas rupestres que nos han ayudado a entender cómo era la vida en aquellos tiempos, así como de qué especies se alimentaban. En 2400 AC aparece el ábaco y las primeras bibliotecas en Babilonia, y en el 300 AC se construye la biblioteca de Alejandría, donde se quería concentrar todo el saber de la época. En la Antigua Grecia se realizaban censos con fines tributarios y el Imperio Romano realizaba censos de la población del Imperio cada 5 años. Al final, el problema siempre es el mismo: tendemos a almacenar grandes cantidades de datos, pero el cómo accedemos a estos acaba por ser un problema. Y si no, imaginemos que somos un estudiante noble con acceso a la biblioteca de Alejandría: no tendríamos tiempo para poder leer todo, y nos llevaría toda la vida descubrir nuevas relaciones entre diferentes estudios, censos, …

En el siglo XVII , John Graunt (1620-1674) realizó grandes estudios de las causas de mortalidad de la población de Londres. En la época, era costumbre que cuando alguien moría se llamara a golpe de campana al enterrador o avisara a los Registradores. Eran estos últimos, los que se encargaban de examinar el cuerpo y establecer las causas del fallecimiento. Una vez establecidas, se realizaba un informe para el sacristán, que cada martes realizaba un recuento del número de enterramientos que se realizaban. El miércoles se realizaba el recuento general, el cual era impreso, y distribuido los jueves. Los jueves anteriores a Navidad, se distribuía un informe anual de los registros. Las tablas dividían las defunciones por sexo, religión y causa de la misma. Gracias a estas tablas John Graunt, que para muchos es el iniciador de la estadística moderna, además de información de los censos que se realizaban, se consigue resolver preguntas como los años fructíferos y mortales, así como los intervalos entre los mismos, las causas por las cuales había más muertos en Londres que nacimientos (cuando en las poblaciones agrarias cercanas era todo lo contrario), tiempo de recuperación de la población entre brotes de peste, … Todas las conclusiones fueron de gran utilidad, pero para llegar a las mismas se hizo uso de cantidades ingentes de datos, así como decenas de años para su procesamiento y detección de patrones.

Con estos ejemplos, comprobamos que ya en la antigüedad se almacenaban grandes cantidades de datos y analizaban para detectar patrones, así que en cierto modo, ya existía el “Big Data”. Pero cuando aparece “internet”, la cantidad de datos almacenados se empieza a disparar: IBM estima que cada día generamos 2,5 quintillones de bytes y porque nos hagamos una idea, el 90% de los datos almacenados desde el comienzo de la historia de la humanidad se han generado en los 2 últimos años, y de ahí nace la popularidad del término “Big Data”.

Captura de pantalla 2016-07-07 a las 18.02.24

¿Te imaginas los retratos que podrían extraer de una persona a partir del análisis de datos que dejamos en el mundo digital? Con Big Data, es posible.

No somos conscientes de la ingente cantidad de información que generamos diariamente en una infinidad de dispositivos que forman parte de nuestra vida, y que hace que vayamos llenando una serie de datos digitales. El gesto sencillo de hacer clic en Amazon queda grabado, cuando utilizamos la tarjeta de crédito con una compra, dejamos el rastro de todo lo que hemos hecho y comprado, cuando facilitamos las lecturas de los contadores de gas o luz, dejamos constancia de nuestro consumo, evidentemente cuando opinamos en una red social, colgamos imágenes, compramos online o utilizamos una aplicación que hemos descargado en el teléfono o en nuestra tablet, dejamos constancia digital. 

En el proximo blog hablamos de las 3 V’s del Big Data Marketing y las diferentes programaciones que han ido saliendo hasta día de hoy… si te gustaría leerlo, sólo tienes que hacer click, aqui.

2018-06-15T14:53:45+00:00 20 Jul 2016|